Entrevista con: Heid


Heid
Fecha de la publicación: Lunes 02.10.17
Comparte este enlace en: Separator
Pagan Black Metal en castellano de la mano de Heid y su nuevo “Alba”, el cual nos lo presentan para que conozcamos su música.
Separator

Arcadio R. Para mí, y supongo que para el resto de lectores, sois unos desconocidos totales. ¿De dónde viene Heid? Actualmente ¿compagináis Heid con otras formaciones? ¿Nos podéis hacer un repaso rápido de lo publicado por Heid hasta la fecha? Hace unos meses buscabais guitarrista, ¿teneis ya la formación completa?

Heid ¡Buenas! Hombre, llevamos ya un tiempo rondando por aquí y hecho bastantes kilómetros, a nada que por aquí haya gente puesta en el género, seguro que le sonamos, jejeje. Nosotros somos un grupo de Madrid formado en 2011, cuya formación se asienta en 2013 para publicar su primer EP, “Voces de la Tierra Dormida”.
 
El primer álbum ha venido en 2016, titulado “Alba”, con dos videoclips y un lyric video. Por otro lado, no, no hemos encontrado un nuevo guitarra rítmico. aunque la búsqueda lleva ahí desde 2014; hemos tenido varios candidatos pero quizá buscamos un perfil muy concreto y pedimos unos mínimos que por desgracia no son tan fáciles de encontrar.

Arcadio R. Ya he dicho que os he conocido tarde y gracias a “Alba”, un disco editado en noviembre del año pasado y que tenéis para escuchar en Bandcamp. A casi un año de su edición, ¿qué valoración hacéis de él? No pregunto por ventas o por promoción, sino por esa primera idea que pasa por la cabeza de uno al mirar atrás y darse cuenta de que va pasando el tiempo...

Heid No es fácil hacer una valoración por nuestra parte. Todos estamos de acuerdo en que quedamos más contentos con la producción del EP, y teníamos una idea para el sonido de “Alba” que al final no hemos logrado por diversos motivos. Grabar un disco no es nada sencillo, empezando por la financiación, pasando por la elección del estudio o del técnico de sonido, hasta llegar a las muchas pequeñas decisiones que se van tomando durante el proceso.
 
Alba” ha sido un proyecto muchísimo más grande que “Voces...” y ha sido bastante difícil de manejar por nosotros solos. En todo caso, estamos orgullosos del material que hemos lanzado y dispuestos a llevarlo lo más lejos posible.

Arcadio R. Yo quiero tocar “Alba”, vuestro nuevo trabajo. Diez temas en cincuenta minutos cantados en castellano, algo poco habitual, pero que en vuestro estilo también lo hacen Lurte o Salduie. ¿Conocéis a esas bandas? ¿Alguna más que nos queráis recomendar? ¿Es fundamental el castellano para que vuestras letras se comprendan y lleguen con más facilidad?

Heid Sí, claro que les conocemos, aunque personalmente creo que no somos compañeros de estilo y el común denominador con ellos, también lo tenemos con bandas como Tengger Cavalry, Moonsorrow, Numen o Arkona: cantar en nuestra propia lengua. El castellano es fundamental en tanto que basamos nuestro proyecto en la fusión entre la raíz folclórica castellana y los diversos estilos de metal que nos gustan. Sería un poco raro hablar del Cid en inglés, supongo… 

Arcadio R. La portada de “Alba” es llamativa. ¿Quién la ha realizado?

Heid La portada, como el resto del arte del álbum y el diseño de las dos camisetas que hemos lanzado con el disco, es obra de Daniel Zrom.
 
Es bastante complicado pedirle a alguien que plasme en un lienzo tu música, cada uno la entiende de manera diferente, y Daniel supo hacerlo muy bien.
 
Quisimos una portada en la que el oyente pudiese perderse mientras escuchaba el disco, tratando de averiguar qué es exactamente. A medida que van cayendo los temas, que uno va degustando cada estrofa, donde uno antes creía haber visto una cosa resulta que se transforma en otra, o le otorga un nuevo sentido... eso es lo bonito.
 
Podríamos contar todo el simbolismo que entraña, pero perdería toda la gracia, ¡queremos que la gente se raye! Es una portada que encierra mucho más de lo que parece, puesto que tiene conexión con nuestro anterior trabajo… en realidad “Alba” al completo se conecta con “Voces...”. Ese todo que forman los dos discos son el mensaje, la filosofía, el concepto de Heid como banda y lo que quiere transmitir.

Arcadio R. Violines, whistles, dulzainas, bandurrias, arpas... todo tiene cabida en Heid y así se registran hasta tres temas instrumentales: “Triste está el rey” (tradicional), “Bosque de nubes” y “El buey” (tradicional). ¿Os es más complejo crear los temas instrumentales o adaptar las tradicionales al estilo de Heid?

Heid En realidad lo más difícil es encontrar un tema tradicional que se acople fácilmente a nuestro lenguaje. Mucho del folclore castellano utiliza escalas mayores o menores melódicas, es decir, escalas que no se suelen utilizar en el Metal, donde el lenguaje es modal y no tonal.
 
En el caso de “Triste está el Rey” nos hemos tenido que ir hasta el siglo XV para encontrar este romance sefardí, con una construcción melódica perfecta para nuestra forma de componer; “El Buey” es una danza de León que emplea unos ritmos cojos comunes en esa zona, compases de cinco y siete que nos resultan muy estimulantes; y aunque no lo digamos en ningún sitio, hacia la mitad de “Camino Sombrío” introducimos una melodía del compositor francés del siglo XIV Guillaume de Machaut, “Liement me deport”.
 
También tiene su complejidad la adhesión de instrumentos tradicionales, en especial con nuestra tendencia al Metal extremo. Hay que ser atrevidos y probar las mezclas, abrir los oídos y dar oportunidades hasta acabar haciendo sesiones de grabación de tres horas para panderetas y panderos, otra hora para arpas de boca, invitar a amigos a grabar guitarra barroca donde normalmente iría clásica o acústica para acercarnos a ese sonido antiguo y sobrio que es el nuestro.

Arcadio R. La letra de “Buenosdías” ¿hace mención sobre algún hecho histórico?

Heid Sin duda revueltas campesinas ha habido muchas durante la Historia, por lo que no hemos querido concretar en ninguna. Simplemente es una canción protesta contra la opresión al pueblo llevada a nuestro terreno. El concepto del “Buenosdías” puede ser sustituido tranquilamente por las manifestaciones de hoy en día, los levantamientos de masas… es un mensaje simple pero efectivo.

Arcadio R. «En Montemayor fue abandonado un bastardo, criado por el abad García fue bautizado, creció y por el rey de León fue armado caballero, trescientos hombres le dio y con grandes honores se despidieron» es parte de la letra de “El traidor”... esa fijo que está inspirada en la historia... ¿que nos cuenta su texto?

Heid La leyenda medieval de Montemayor habla de un niño bastardo al que abandonan en la escalinata de la iglesia y es acogido por el abad de la iglesia. El niño, bautizado como García, es cuidado y educado por el abad hasta que alcanza edad para ser nombrado caballero por el rey de León, quien le da una mesnada de trescientos hombres para avanzar contra las fronteras musulmanas.
 
Cuando las cruza, consigue ponerse en contacto con el moro Almanzor, líder por aquellos años, para confesar que quería abrazar la fe musulmana y guiar sus tropas contra las ciudades cristianas. Así, juntos saquearon Santiago de Compostela donde, según dice la leyenda, robaron las grandes campanas de bronce de la Catedral después de saquearla y profanarla con la ejecución de su obispo sobre el mismo altar. Desde allí pusieron rumbo a Montemayor, la ciudad que había acogido a García. Una vez llegados frente a sus murallas, plantan sitio, al que la ciudad resiste hasta tomar la decisión de sacrificar a mujeres, niños y ancianos antes de que finalmente entren las tropas musulmanas, como ocurriría inevitablemente. Es sin duda una leyenda sobrecogedora, y como todas las buenas leyendas, está basada en una serie de hechos históricos. Merece la pena investigar un poco sobre ella.

Arcadio R. Los diez minutos de “Camino Sombrío”, como es lógico al ser tan extenso, tiene diferentes partes, sonido Black Metal, Power, solo de violín, solo de guitarra... ¿se buscó a propósito una composición tan larga para dar rienda suelta a las partes instrumentales o es algo que surgió sin forzarlo?

Heid No, de hecho en el disco conviven temas de menos de cuatro minutos (como “Arde la Rebelión” sobre la Batalla de Covadonga) con otros como el mismo “Camino Sombrío”. Hay temas que piden un ritmo más lento y dan pie a un mayor desarrollo, y de hecho Camino tiene bastante densidad vocal; sencillamente fuimos uniendo y expandiendo ideas hasta que pidió ponerle un broche.

Arcadio R. ¿Cuánto tiempo se tarda en grabar algo tan complejo como “Alba? ¿Es mayor problema grabar instrumentos tradicionales o acoplarlos luego a la mezcla y que no queden enterrados entre capas de distorsión?

Heid Si no me equivoco días de estudio fueron tres solamente para coros, instrumentos tradicionales y acústicos en general; guitarras y bajo se grabaron parte en el local y parte en otro estudio, y las voces de Herrero y algunos últimos detalles, como la totalidad de “Triste está el Rey”, en nuestro local. Decidimos programar las baterías, como hicimos en el EP, por prioridades económicas.
 
La  verdad es que se tardó bastante, pero también porque no lo hicimos todo a la vez. Las percusiones, coros y la mayoría de instrumentos tradicionales se grabaron en estudio y el resto de elementos en el local.

Sin lugar a dudas lo que más tiempo fueron las guitarras ya que se decidió que para las rítmicas se grabasen cuatro pistas por tema (dos a la izquierda y dos a la derecha).

En cuanto a los instrumentos tradicionales, no es tanto problema la grabación si no la mezcla de los mismos y además depende de cual sea. Un whistle, una gaita… un violín (y esto lo cogemos con pinzas) va a ser mucho más fácil que sobresalga de todo debido al registro agudo que poseen. El problema viene con los teclados y los instrumentos de cuerda… ¿sabes lo complicado que es hacer que un arpa o una guitarra española lleve la melodía principal sobre 4 pistas de guitarra rítmica? Jajaja.

Arcadio R. Y ¿los directos? ¿Qué pedis para tocar y qué ofrecéis a cambio?

Heid Depende mucho de cada concierto, pero en general los mínimos que se tienen que pedir cuando se sale a tocar a cambio de poner en el escenario toda la carne en el asador, todas nuestras horas de ensayo y nuestro esfuerzo por hacer que el público vibre con nosotros.

Arcadio R. ¿La mejor manera de adquirir una copia de “Alba”?

Heid Pues a través de nuestro Bandcamp, BigCartel… también lo podéis escuchar gratis en Spotify y bueno, por supuesto en los conciertos.

Arcadio R. Y a nivel de grupo ¿cómo están los ánimos en el local? ¿Hay ganas de dar una continuación a este “Alba” dentro de un tiempo?

Heid Sin duda, dentro de un tiempo. “Alba” es aún joven y esperemos que nos dé todavía algunas alegrías, pero aún durante su producción hemos estado componiendo cosas que se han quedado fuera del disco y que tenemos ganas de llevar al estudio, y por supuesto, al directo.

Arcadio R. Reseño discos y tengo que poner notas», la tarea para mí más desagradable. ¿Se puede poner una nota al arte?, ¿tú les das importancia o las ves como algo que casi siempre ha estado presente y no deja de ser un detalle orientativo?

Heid En mi caso concreto, he sido redactor en TheDrinkTim y en Harald Wartooth y ahora escribo en Melómano, donde hago reseñas que van con una puntuación por estrellas, y creo que, efectivamente, esa “nota” que ponemos es orientativa para el lector, le da una idea de la calidad de un disco según el criterio del redactor. También es muchas veces una satisfacción para el artista o una llamada de atención ante una serie de aspectos que haya descuidado. Sin duda, lo importante es el cuerpo de texto en sí, y siempre acceder al propio álbum y juzgar por uno mismo.

Arcadio R. Llegamos a la despedida. Puedes añadir lo que consideres más oportuno...

Heid Un placer haber respondido a vuestras preguntas, un abrazo a toda la gente que nos haya leído y… ¡nos vemos por los escenarios! 


Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.