CRÍTICAS
0-9 | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


Cryptopsy (Canada)
"The Unspoken King" - CD (2008)
Sello: Century Media Records
Género: Death Metal / Metalcore
3.00 / 10

Érase una vez, hace mucho tiempo, que en las heladas lagunas de un país de vegetación frondosa, con dualidad léxica, donde las condiciones de vida eran más que aceptables, con tasas de paro irrisorias, apareció un grupo de amigos que decidieron unirse para crear arte. Dicho arte se convirtió en un éxito y dichos componentes fueron conocidos en el mundo entero y llegaron a convertirse en un icono para las "masas". Cientos de tunantes e individuos de inventiva atrofiada intentaron copiar su estilo pero sólo consiguieron productos insidiosos y de mala calidad. Esos héroes del pasado eran Lord Worm, Jon Levasseur o el inigualable Flo Mounier. Y ahora, queridos lectores, ya deberíais saber de quién estoy hablando (aunque de hecho, el nombre aparece en el título de la reseña...). Cryptopsy. El grupo canadiense de Brutal Death técnico, que tantos hilos de tinta y tan buenas críticas ha reunido desde su formación. Ahora sacan al mercado un nuevo disco con un grupo muy distinto. Hay demasiadas ausencias notables en su line-up como para no escuchar este álbum con algo de prudencia por saber en qué se han convertido.
Los cambios en la formación han sido bastante importantes y sustanciales. En primer lugar, tras la marcha del anterior vocalista, Mike DiSalvo, sustituido brevemente por Martín Lacroix y la vuelta efímera de Lord Worm, Cryptopsy cuenta con un cantante llamado Matt McGachy. Además, el gran ideólogo del grupo, Jon Levasseur tampoco forma parte de la banda. Y si añadimos la incorporación de una teclista de nombre Maggie Durant, lo que podemos intuir es que este trabajo va a marcar un punto de inflexión en la carrera de Cryptopsy.
Centrándome en el disco en cuestión, el cambio de estilo está bastante claro. Aquel Brutal Death Técnico que tanto había entusiasmado hace años da paso a un Death Metal sin pretensiones, donde los cambios de registro operados en la voz de su vocalista Matt McGachy infunden mayor “serenidad” al conjunto. Temas mucho menos explosivos y no tan “grinders” como antaño se confunden con otros temas donde la explosión sónica se evade frente a estribillos Metalcore. Sin lugar a dudas, los Cryptopsy de antaño se han evaporado. Melodías un tanto atipladas y confusas mermadas con estribillos melódicos y sincopados, donde Flo Mounier de vez en cuando entronca su depurada técnica a veces con acompañamientos aburridos con otros atronadores y exultantes. Y la incorporación del teclado en el grupo brilla por su ausencia, excepto una breve incursión en “Silence the Tyrants”.
La introducción de voces limpias es el cambio más radical que podemos encontrar en el CD y también la incorporación de numerosos efectos en la propia voz. Los guturos brillan por su ausencia en beneficio de voces chirriantes y candentes con otras limpias y sin presencia. Pero sobre todo, lo más descorazonador es escuchar una mezcolanza sin sentido de riffs que se yuxtaponen unos sobre otros sin ninguna cohesión. Incluso la frescura de antaño de los riffs de Alex Auburn parece haberse diluido frente a la inoperancia de los demás. No deja de ser curiosa la inclusión de un riff del tema “Phobophile” del álbum “None So Vile” en el quinto track “Leach”. ¿Un guiño al pasado o una burla?.
La producción es bastante correcta y el resultado son 11 temas con una duración de 47 minutos en los que el futurible comprador es posible que se quede atónito por el resultado obtenido por los canadienses. De las canciones incluidas en este grupo me es muy complicado elegir alguna, aunque hay momentos álgidos como la primera parte de “Worship your Demons”, aun así no hay nada mucho mejor reseñable. Y aún obviando el nombre del grupo, el CD en su conjunto, aun siendo un buen número de temas en el que se conjugan estilos como el Deathcore, Death Metal y Metalcore, no constituye más que un producto del montón donde la calidad del vocalista es muy discutible sobre todo escuchando las partes de voces limpias, el teclado sobra y el resto de los ingredientes están desperdigados sin ton ni son para ofrecernos un resultado más que olvidable. Aunque posiblemente consigan vender muchos más discos con este cambio de rumbo.
En definitiva, quien pretenda encontrar en este disco a Cryptopsy se va a llevar una gran decepción. Este es un nuevo estilo, un nuevo grupo que conserva un señorial nombre. Y aquí hay un disco con altas dosis de Metalcore con algún que otro guiño a un esplendoroso pasado procedente de los brazos y piernas del magnífico Flo Mounier y poco más. Incluso dentro del estilo que parece haber adoptado, hay multitud de grupos mejores y con mayor entidad que Cryptopsy. Resumiendo, Cryptopsy ha echado por tierra su seña de identidad para convertirse en un grupillo más del montón. Siento decir que este experimento, en mi humilde opinión, les ha salido bastante mal. Seré cerrada de mente como usted me acusa, Mr. Mounier pero es lo que hay.
Stay Brutal.


Reseñado por: Xibalba el 8 / 5 / 2008

Títulos:

1. Worship Your Demons
2. The Headsmen
3. Silence The Tyrants
4. Bemoan The Martyr
5. Leach
6. The Plagued
7. Resurgence Of An Empire
8. Anoint The Dead
9. Contemplate Regicide
10. Bound Dead
11. (Exit) The Few


Formación:

Matt McGachy - Voces (3 Mile Scream)
Alex Auburn - Guitarras, coros (ex-Quo Vadis (Can), ex-R.A.W.W.A.R.)
Éric Langlois - Bajo (Aggression (Can))
Flo Mounier - Batería, coros (ex-Necrosis (Can), Black Cloud)
Christian Donaldson - Guitarra (Mythosis)

VOLVER AL ARCHIVO DE CRÍTICAS


Friedhof Online Magazine
Mondongo Canibale
Copyright © 2002-2014 All rights reserved. Friedhof Online Magazine
P.O.Box 420. 20080 - San Sebastián. Guipuzcoa - Spain.
Design: KRAMTHAL - Images: NAMTARU - (Original Friedhof design by XYKHRON)

Creative Commons License