Mayhem: Deathcrush


Mayhem - Deathcrush
Nombre del disco: Deathcrush
País de procedencia: Norway
Tipo de edición: EP
Género: Black Metal
Año: 1987
Nota: 10.00
Fecha de la crítica: Jueves 29.03.18
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Mariano G.

Podría escribir ríos de tinta sobre este álbum y más vale que sus detractores se ahoguen en él. Es tremendamente difícil ser objetivo con este lanzamiento, forma parte de la historia de casi todo amante del Black Metal y, aun sabiendo de sus limitaciones técnicas, es y será encumbrado siempre como un capítulo importante en la historia del género. Un grupo puede carecer de maestría técnica, pero si lo que tiene para decirnos es tan directo y poderoso todo lo demás se vuelve secundario. No hay palabra que defina el impacto de este disco y como sumó a la leyenda negra de un genero antaño peligroso. Sórdido, ominoso, sucio, morboso, macabro… hermoso. Una oda a la tetricidad absoluta, a la más viscosa podredumbre humana.

Desde el vamos Mayhem fue innovador. Sin problema alguno me atrevo a decir esto: Mayhem es un grupo progresivo. No me refiero al extenuante y por momentos soporífero para algunos “Grand declaration of war”, ni a la matemática exacta de “Chimera”, ni a los laberintos sonoros del "Ordo ad chao" y el "Esoteric warfare". Todo eso esta aun muy lejos. Ya en este “Deathcrush”, Mayhem se desprende del sonido de la primera ola del Black Metal y aunque esos pioneros serán influencia y referencia innegable, en mi opinión no hunden los colmillos como si lo harán sus discípulos. Es curioso que una de las bandas insignia del true Black Metal noruego no tenga un solo trabajo donde no haya innovación, pero no una innovación forzada ni artificial, sino uno de esos desprendimientos espontáneos con que la musa compositiva fustiga a las capacidades limitadas de unos jóvenes músicos que aun así exprimen sus recursos para traducir en sonidos el agrio veneno de sus cráneos. El resultado es un disco que exhuma un halo tenebroso con una lírica gore masticada por las cuchillas de Euronymous y los demenciales gritos de sus dos vocalistas. El álbum transpira violencia y degradación por todos los costados, en ese aspecto me atrevería a decir que hay algo en este disco que raya el Punk más nihilista. Este disco es como la recreación de un evento traumático, es primitivo como una puñalada. No puedes escucharlo, sino sobrevivirlo, es un vistazo a un conseguido cuadro de realismo sangriento. La portada ya nos prepara a lo que vendrá, unas manos cercenadas pendiendo de una soga, todo sobre un fondo rojo que, según se cuenta, por un error de la impresión, al principio era de un color rosa muy vivaz…

Este revoltijo de vísceras putrefactas y óxido inicia con la atmosférica “Silvester Anfang” (New Year's Eve debut, o El debut de la víspera de año nuevo), pieza compuesta por Conrad Schnitzler (Tangerine Dream) que, según la leyenda, le fue entregado a Euronymous tras un pedido de este. Conrad disponía de la pieza en sus archivos y se lo otorgó, prácticamente eligiendo uno al azar, contrariamente a quienes piensan que fue creada exclusivamente para Mayhem. Me resulta destacable el hecho de que una pieza prescindible como, aparentemente, lo fue para Conrad se terminara convirtiendo en una parte importante y presente siempre en los rituales de Mayhem. Mítica intro, grabada ya a fuego en la memoria. Cual si se tratara de una marcha de guerra nos pone en sintonía y nos prepara para la destrucción que se nos depara. Su ritmo casi hipnótico nos induce a un trance de violencia.

La siguiente puñalada es “Deathcrush” y suena a la catarsis de un desquiciado. El riff es inmortal, salvaje, añejo, peligroso. El alarido infernal de Maniac se eleva como si estuviera siendo despedazado por las filosas guitarras cual sierras hambrientas de carne. Canción simple y directa como el acto mismo de morir… The remind of your life flashes by / A life that soon won't be. El abrazo del final viene a nuestro encuentro. No aptos para aquellos que alberguen en si un odio podrido hacia la humanidad, la voz es una arenga a la destrucción total, a la depredación absoluta. Se cuenta que la letra fue gestada en la oscuridad por Necrobutcher (autor, según Dead, de todas las letras de este EP) en un arranque delirante y con un bolígrafo que perdió su tinta durante el acto, cosa que solo advirtió a la mañana siguiente, teniendo que reconstruir las frases. Técnicamente tendrá fallos, pero lo que tiene en fallo lo suple con magia consiguiendo una atmósfera inigualable. La muerte nos abraza y crujen nuestros huesos. La matanza sigue.

La malsana "Chainsaw Gutsfuck" inicia con una melodía hostil, como todo lo que habita en este disco. Intro que hiede a insania por todos sus poros, fraseo demencial de Maniac, cuya melodía puede sonar extraña incluso algo torpe, pero que trasluce la torcida esencia del EP. La letra fue votada como una de las más horrorosas por la revista Blender Magazine en el 2006. Considero importante acotar que, letristicamente, este álbum es bastante básico y visceral, como si el estado mental en que la obra fue concebida fuera tan primitivo que aquí no hay lugar para más. Aun estamos lejos de las liricas elaboradas de los discos posteriores. Maggots crawling in her cunt / I just love to lick that shit. Sin dudas, versos provenientes del oscuro paleocerebro.

Esta vez de la mano de Messiah en las voces aparece “Witching Hour”, el clásico de Venom, triturado por el filtro afilado de Mayhem. Las voces suenan desesperadas, como si estuvieran mutilando al vocalista, nada distinto a la tónica general del disco. Todo sea dicho, si observamos las letras notaremos el marcado contraste en el nivel de elaboración y calidad entre esta letra y las demás. No seré yo quien diga que “Deathcrush” pretendía poseer una lirica sesuda y profunda, de hecho su virtud radica en todo lo contrario, la de ser punzantemente cruda. Honestamente soy incapaz de seguirles tras el cuarto verso, no sé que cantan luego y si me dijeran que no están diciendo nada, podría creérmelo. En este disco es bastante trabajoso seguir las canciones aun con la letra en mano, pues en más de un punto, las canciones, digamos, "trascienden" lo escrito... Pasajes demenciales donde la voz parece sola convulsionar y escupir una jerga demoniaca solo aprehensible para quien comparta la profunda turbación de sus creadores.

Con “Necrolust” llegamos a lo que en mi opinión es el punto álgido del álbum, su climax. Las cotas más altas de locura se derrochan en esta pista. La extenuación y el frenesí absoluto se unen sacudiendo nuestros nervios que ya quedarán consternados de por vida, esto es como ser aplastado por una muralla. Maniac nos otorga de vuelta un trabajo vocal memorable. La canción es un exorcismo rabioso donde, aun si no conociéramos la letra que alberga, es imposible no sumirse en el torbellino de negatividad y violencia que emana, ni ya decir cuando conocemos la imaginería y las escenas que hay detrás.

Llegamos a la enigmática e inquietante "(Weird) Manheim", pieza de piano cuya melodía me puso y me pondrá siempre los pelos de punta, en sí misma profundamente desesperanzadora, hondamente desoladora y dueña de una recóndita negatividad.

El último corte (nunca mejor dicho) del disco “Pure Fucking Armageddon”. Messiah de vuelta en las voces, un ritmo pegadizo que aun así no aminora el nocivo ambiente malsano que impregna al lanzamiento. Aquí las letras ya pierden toda conexión y se convierten en meras frases sueltas regurgitadas, aquí el Hombre se ha dormido en el seno de la bestia.

Dieciocho minutos y medio de un viaje directo a la locura humana. Sabemos a estas alturas que Mayhem no se quedaría en las meras palabras, pero esa ya es otra historia.


Títulos: 

1. Silvester Anfang (Intro)
2. Deathcrush
3. Chainsaw Gutsfuck
4. Witching Hour" (Venom cover)
5. Necrolust
6. (Weird) Manheim
7. Pure Fucking Armageddon

Formación: 

Maniac (Sven Erik Kristiansen) - Voz
Messiah (Eirik Nordheim) - Voces Adicionales
Euronymous (Øystein Aarseth) - Guitarras
Necrobutcher (Jørn Stubberud) - Bajo
Manheim (Kjetil Manheim) - Batería


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Hallig - A Distant Reflection of the Void
  Hallig - A Distant Reflection of the Void
  Talheim Records
  8.70/10
Cabestro - Crónica de Sucesos?
  Cabestro - Crónica de Sucesos
  Discos Macarras / Violence in the Veins / Abstract Emotions / Música Hibrida
  7.25/10
VOR - Depravador
  VOR - Depravador
  Nooirax / Third I Rex / Fuzz T-Shirts / Odio Sonoro / Noizeland Records / Base Record Production / Sacramento
  7.25/10
Witchsorrow - Hexenhammer
  Witchsorrow - Hexenhammer
  Candlelight Records
  8.50/10
Sargeist - Unbound
  Sargeist - Unbound
  World Terror Committee
  7.00/10
Celacanto - Cementerio de Gigantes
  Celacanto - Cementerio de Gigantes
  Fuzz T-Shirts / South American Sludge Records / Aladeriva Records
  7.25/10
Einherjer - Norrøne spor
  Einherjer - Norrøne spor
  Indie Recordings
  7.00/10
Vanhelgd - Deimos Sanktuarium
  Vanhelgd - Deimos Sanktuarium
  Pulverised Records
  8.50/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.