Horrendous: Idol


Horrendous - Idol
Nombre del disco: Idol
País de procedencia: United States
Tipo de edición: Vinyl
Género: Death Metal, Metal, Progresivo
Año: 2018
Nota: 9.50
Fecha de la crítica: Martes 18.12.18
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Mariano G.

Tras una portada que desnuda el hermetismo de la propuesta musical de esta banda se esconde esta nueva oda a la abstracción más explícita de la mano de un cada vez más usual Death Metal técnico, ese engendro de malformación sapiente que los creadores del género jamás pudieron prever. ¿Quién diría que el soporte musical de un mensaje tan visceral como el que carga a sus espaldas el Death Metal más incipiente (ya sea de la mano de Death o de Possessed), podría mutar y concebir para sí mismo una forma abstrusa, intelectual, sesuda, laberíntica y refinadamente retorcida? Mecánica de fluidos, esta vez más mecánico que fluido, preciso y matemático como una trampa. Ingeniería musical al servicio de lo corvo y lo retorcido. Horrendous nos ha mostrado esto y más a lo largo de su carrera, enriqueciendo gradualmente de complejidad su propuesta. Horrendous han conseguido para sí una identidad propia, son un árbol distinguible en el bosque. Se han desvinculado de lo manido e hicieron de ello su baluarte al mismo tiempo que otras bandas hacen del inmovilismo su fortaleza.

“Prescience” es una intro sugestiva, bastante apropiada para adentrarnos en las crípticas entrañas de este álbum. Transmite una sensación de agobio y de silencio inhóspito. “Soothsayer” es eminentemente guitarrera, pronto adivinamos los ritmos personalísimos de Horrendous y por sobre todo la voz, que tiene un registro bastante agudo para el estilo, si existiese el Depressive Suicidal Death Metal, esta sería la voz correcta a usar. Este punto no es menos importante, ya que si existe una característica excluyente y diferenciable en el Death Metal es la voz, el growl, el registro grave y cavernoso, aquí Horrendous se desligan de esa “regla” y lo hacen airosamente. Una vez cumplido el mandato implícito de que la primera canción del álbum debe impactar, ser directa y estar sujeta a lo más tradicional del género practicado, la banda se da el lujo de ser ella misma. Es de esta forma que aparece “The Idolater”, canción que va incorporando matices más específicos dentro del bagaje compositivo de la banda. Obviamente me estoy refiriendo a la introducción, donde los aires jazzísticos empiezan a florecer sin ningún tipo de complejo. Por el momento la cosa quedará en la intro, pues súbitamente nos sobreviene el afilado Death Metal de toda la vida. A destacar el gran solo de guitarra en la segunda mitad de la canción.

En “Golgothan Tongues” lo ortodoxo y lo heterodoxo en Horrendous se ostenta en una amalgama más homogénea y equilibrada, de nuevo gran trabajo de la guitarra que salpica notas frenéticas durante casi toda la canción. “Divine Anhedonia” es oscura y con un ritmo turbio, el bajo no es un invitado de piedra (ni en este tema ni en todo el disco), no es un instrumento predeterminado a marcar el ritmo o seguir a la guitarra, es un agente vivo, un gusano inquieto. El fraseo inicial me recuerda a un tal Chuck Schuldiner, célebre integrante de Control Denied. Entre esta y la siguiente, “Devotion (Blood for Ink)” se centran los momentos más duros y ortodoxos, Metal extremo afilado y veloz. Poco más que agregar, aquí se encuentran las aéreas más tupidas del álbum, tan pegadizas como poco originales. Voces limpias y un ritmo ligero nos muestran que hemos tocado el fondo del álbum, el núcleo nutricio de la propuesta.

De entre las cuchillas de lo anterior emerge lánguida la sublime “Threnody”, pieza acústica e intimista, un oasis de melancolía en medio de desiguales dunas de electricidad y filo. Precioso punteo que denota que el grupo no carece de sensibilidad y que es capaz tanto de fustigarnos con una tormenta instrumental como de cautivarnos con unas pocas pero poderosas notas. Al final no son las olas las que rompen los arrecifes, son las gotas de agua las que hienden la piedra. Discreta y potente canción. “Obolus” nos despide de "Idol" y lo hace por lo alto. Velocidad y ritmos de quirúrgica esquizofrenia, el frenetismo de sus instrumentistas amoldado a los rebuscados esquemas de la banda, como hierro fundido en la fragua próximo a adquirir la forma de una extraña arma.

Crudeza filtrada por la abstracción, Horrendous no decepcionará a los fans del Death Metal de relojería. Entra al laberinto…


Títulos: 

Cara A.
1. Prescience
2. Soothsayer
3. The Idolater
4. Golgothan Tongues

Cara B.
5. Divine Anhedonia
6. Devotion (Blood for Ink)
7. Threnody
8. Obolus

Formación: 

Jamie Knox - Batería
Damian Herring - Guitarras, voces, teclados
Matt Knox - Guitarras, voces
Alex Kulick - Bajo


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Sentimen Beltza - Izar Basoaren Hutsunean
  Sentimen Beltza - Izar Basoaren Hutsunean
  Darkwoods
  7.25/10
Ondfødt - Dödsrikets kallelse
  Ondfodt - Dödsrikets kallelse
  Immortal Frost Productions
  8.50/10
Avertia - Ashes of the Dying
  Avertia - Ashes of the Dying
  Independiente
  9.50/10
Cult of Self Destruction - Exitium
  Cult of Self Destruction - Exitium
  Base Record Production
  7.00/10
Voivod - The Wake
  Voivod - The Wake
  Century Media Records
  10.00/10
Wasteland Riders - Death Arrives
  Wasteland Riders - Death Arrives
  Base Record Production / Hecatombe Records
  7.25/10
Gorgon - The Veil of Darkness
  Gorgon - The Veil of Darkness
  Osmose Productions
  7.50/10
Sisters of Suffocation - Humans Are Broken
  Sisters of Suffocation - Humans Are Broken
  Napalm Records
  7.50/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2019 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.