Circle of Salt: Suffer the Cold


Circle of Salt - Suffer the Cold
Nombre del disco: Suffer the Cold
País de procedencia: Canada
Tipo de edición: CD
Género: Black Metal
Año: 2017
Nota: 8.00
Fecha de la crítica: Lunes 08.01.18
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Mariano G.

En el año 1997 los noruegos de Emperor sacaron a la luz una obra titánica, nada más y nada menos que el "Anthems of welkin at dust". Dicha obra, barroca y preciosista, no suponía una escucha fácil al neófito. Era un álbum caracterizado por poseer una muralla sónica solida e infestada de detalles que uno debía extraer con paciencia de entre ese cataclismo que no estaba exento de bellos pasajes melódico. ¿Por que hablo de Emperor? ¿Es Circle of Salt una banda como Emperor? No. pero al escuchar “Suffer the cold” el legado de los emperadores emerge como una referencia innegable.

Detrás de esa portada enigmática se esconden dos canciones ("Suffer the cold" y "Beneath the Frozen Moon of Imbolc") de duración considerable (19 y 20 minutos respectivamente) que nos llevaran a lo profundo del Black Metal atmosférico que practican.

Iniciemos la travesía a través de los gélidos parajes que nos reserva el álbum “Suffer the cold” canción homónima, abre el disco de una manera enigmática. Una percusión extraña se asoma creando un ambiente enrarecido, muy parecido a lo que Celtic Frost hizo en “The dream of the wizard”, aquella extraña pista del gran "To mega therion". Las guitarras emergen lentamente uniéndose a la percusión. Esta mixtura creciente se rompe en el minuto 5:01, donde dos notas largas se intercalan con lentitud y se extienden durante el desarrollo de gran parte de la canción. Un muro de notas veloces todo lo aplasta. La voz suena por momentos enterrada en esa tormenta. Está casi en el mismo volumen que el resto de los instrumentos haciendo del tema una pieza compacta y solida, no hay espacio aquí para el lucimiento vocal.

Este álbum, al tener canciones de una duración un tanto extensa, es rico en pasajes y segmentos que contrastan. No todo es velocidad, hacia el final, el tema se vuelve contemplativo y su tempo más solemne.

“Beneath the Frozen Moon of Imbolc”, el segundo corte, inicia con un riff a lo “Ea, lord of the depth” de Burzum. El tema no difiere mucho del anterior. En lo personal, me resulta grato cuando las melodías hechas con tonos menores suenan en un tema de Black metal. En el estribillo de esta canción se puede apreciar la melancolía solemne que se abre paso de entre las cuchillas de la distorsión y la metralla de la batería, una amalgama sublime, estribillo muy en la línea de los australianos Drowning the Light (grupo de cabecera de quien redacta esto). El último segmento aprovecha la melodía del teclado que queda suspendida solitariamente, llegando a un final totalmente ambient.

De esta forma el álbum se desvanece tras 38 minutos de filo y escarcha. Álbum que encantará a aquellos que aprecian el invierno convertido en sonido.


Títulos: 

1. Suffer the Cold
2. Beneath the Frozen Moon of Imbolc

Formación: 

Maikan - Todos los instrumentos, voces


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Devil's Emissary - Demiurge Asceticism
  Devil's Emissary - Demiurge Asceticism
  Third Eye Temple
  7.20/10
Pathology - Pathology
  Pathology - Pathology
  Comatose Music
  7.50/10
  Black Cilice - Banished from Time
  Iron Bonehead Productions
  9.50/10
Brutal Slaughter - Invoking the Impure
  Brutal Slaughter - Invoking the Impure
  Independiente
  7.00/10
Logic of Denial - Aftermath
  Logic of Denial - Aftermath
  Comatose Music
  8.50/10
Altarage - Endinghent
  Altarage - Endinghent
  Season of Mist
  4.00/10
Time Lurker - Time Lurker
  Time Lurker - Time Lurker
  Les Acteurs de l'Ombre Productions
  7.80/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.