Balmog: Vacvvm


Balmog - Vacuum
Nombre del disco: Vacvvm
País de procedencia: Spain
Tipo de edición: CD
Género: Black Metal
Año: 2018
Nota: 10.00
Fecha de la crítica: Miércoles 04.04.18
Comparte este enlace en: Separator

Reseñado por: Mariano G.

El álbum "Chimera" de Mayhem supone para quien estas letras escribe, si no el primero, uno de los primeros álbumes de lo que podría darse a llamar Techincal Black metal, esto en analogía directa a las bandas de Technical Death metal como Origin, Brain Drill, Spawn of posession, Viraemia, Decapitated, y muchos otros que perpetran tormentas sonoras con precisión quirúrgica, bandas que conocen la matemática que sirve de soporte a álbumes complejos y elaborados, donde cada pieza condensada de agresividad calza a la perfección en el nombre de una arquitectura laberíntica. La primera vez que escuché este "Vacuum" de los inefables Balmog, sentí que estaba ante un disco de Technical Black metal. Describir los detalles de este álbum sería un vano intento de traducir en palabras lo que produce en el escucha. Como si el mismo caos abismal y rugiente cobrará forma por la obra de un retorcido demiurgo y desfilara ante nosotros en un manto caudaloso de sonidos secuenciados con un afán preciosista. El desarrollo de los temas no es precipitado en ningún momento, el vértigo que las composiciones provocan reposa sobre rieles estables, todo suena pensado y meditado, lo cual refleja la madurez del grupo. Técnica y experiencia volcadas en estructuras cuya solidez proveen al álbum una consistencia rica en matices y detalles que emergen conforme se dan las repetidas escuchas. No es un Black Metal común o de fórmula, si tal cosa existe. Detrás de cada riff, de cada fragmento, de cada costura sonora del disco se infiere la obra de un relojero que ha juntado cada pieza y la ha puesto en la progresión correcta.

En un estilo aparentemente caótico como el Black Metal es todo un gusto contar con composiciones que gocen de una articulación compacta, de erigir una estructura solida donde los detalles tengan su lugar con claridad, todo ello también gracias a una esmeradísima y cristalina producción. Algunos grupos componen y ejecutan sus canciones con más pasión que otra cosa, lo cual no es poco, pero Balmog debe ser contado entre los grupos que han domado esa pasión oscura y la han codificado en la monstruosa geometría de esta obra de arte que no posee segundo alguno de desperdicio.

“Qui immolatus iam non moritur” no es la típica intro ambient para aclimatarnos antes de la tempestad que se nos avecina, es en sí mismo un breve fragmento de Black Metal. Cuando lo común y acostumbrado en la gran mayoría de grupos dentro del Black Metal es que las intros sean de corte ambiental o instrumental, Balmog nos ofrece una pieza con instrumentos y voces, una atmósfera demencial y sofocante durante los 1:50 minutos de duración. Un buen aperitivo. “Eating the descendant” es la representación sonora de todos los recursos de Balmog, furia y rabia dosificada. Tema repleto de detalles, una pléyade de sutilezas. “Hodegetria”, feróstica y acelerada, destaca la guitarra principal cuyas notas emergen puntuales del mar de violencia desatada. “Vigil of the blinds”, inicia enigmática y lenta, tras su inicio a medio tiempo el tema cobra velocidad. El punteo constante de unas pocas notas es de destacar también, recuerda a Watain cuando aúna la velocidad con la melodía, atmósfera pura. “Inde Deus Abest” inquietante interludio con una voz extraña de fondo, de seguro, alguna sórdida ceremonia. Gran trabajo de la batería en “Come to the Pulpit”, simplemente sobrecogedor. “Gignesthai”, hipnótica, con un pausado ritmo que magnifica el conjunto, nos acerca al final del disco y ni lo hemos notado. En “...sed semper vivit occisus”, me llamó la atención cierta parte donde ambas guitarras realizan el mismo punteo al mismo tiempo despojando a la canción de su riff principal que aun así se sustenta bien, también gracias a la batería y la voz. Es preciso escucharlo y disfrutarlo. Detalles así renuevan la esperanza en la inventiva de los grupos actuales, muchos de los cuales imitan a sus ídolos, pero otros como Balmog se tornan ídolos generando su propio limo compositivo.

La versión vinilo está disponible a través de BlackSeed Productions.

Álbum más que adictivo, todo un viaje por las negras venas de un estilo que se resiste aun al total estancamiento. “Vacuum” inocula al oyente el veneno del Black Metal en su estado más puro y letal con técnica y pasión a partes iguales.


Títulos: 

1. Qui immolatus iam non moritur...
2. Eating the descendant
3. Hodegetria
4. Vigil of the blinds
5. Inde Deus Abest
6. Come to the Pulpit
7. Gignesthai
8. ...sed semper vivit occisus

Formación: 

Balc - Guitarra, voces
Virus - Batería
Morg - Bajo


ÚLTIMAS CRÍTICAS

Aeternus - Heathen
  Aeternus - Heathen
  Dark Essence Records
  7.30/10
Thy Antichrist - Wrath of the Beast
  Thy Antichrist - Wrath of the Beast
  Napalm Records
  8.00/10
Cast the Stone - Empyrean Atrophy
  Cast the Stone - Empyrean Atrophy
  Agonia Records
  8.00/10
Carnation - Chapel of Abhorrence
  Carnation - Chapel of Abhorrence
  Season of Mist
  8.00/10
Slidhr - The Futile Fires of Man
  Slidhr - The Futile Fires of Man
  Ván Records
  8.00/10
Abhorrent Deformity - Slaughter Monolith
  Abhorrent Deformity - Slaughter Monolith
  Comatose Music
  6.50/10
Krisiun - Scourge of the Enthroned
  Krisiun - Scourge of the Enthroned
  Century Media Records
  9.00/10
Ad Occultus - Lust. Hate. Noise.
  Ad Occultus - Lust. Hate. Noise.
  Autoeditado
  8.50/10

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.