Venom Prison con Okkultokrati y Trap Them


Venom Prison con Okkultokrati y Trap Them
  Sitio: Blå, Oslo
  Fecha: Wednesday 26.10.16
  Fecha de la publicación: Lunes 31.10.16

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Iba a ser una semana muy buena en Oslo en tema de conciertos; todos los días de la semana cubiertos y yo prácticamente sin librar ninguno. Me da mucha pena haberme perdido el ritual blacker totalmente underground de Order (ex de Mayhem y Cadáver) con una de las bandas que apunta a grandes en el ambiente como son Mörk. También tocaban Katatonia, Sick Of It All y Kampfar con Vreid. Como no podía quedarme de vacío y tras llevar una semana vagabundeando por paisajes sónicos bizarros, decidí que era buena idea dejar un poco de lado el drone y noise japonés para ver algún grupo que haga música con compás y ritmo. Sí, me conformaba con poco, así que me acerqué una vez más a Blå a ver tres grupos de los que no sabía nada o apenas nada, así que muy a mi pesar, las opiniones que leáis serán lanzadas desde la ignorancia supina y basadas nada más que en la experiencia de ver a los grupos sobre el escenario.

Abrían la noche los ingleses Venom Prison, quinteto con una moza a las voces que hacen una mezcla de Death Metal y Hardcore que creo que es lo que los modernos con orejas como coladores llaman Deathcore. Me pierdo con estas cosas. Generalmente no me gustan cuando las cantantes usan exclusivamente guturales porque me da la sensación de que todas suenan igual de forzadas, una especie de quiero y no puedo salvo honrosas excepciones. Estos chicos son muy jóvenes y vienen con ganas, por lo que lo dan absolutamente todo ante una sala con entrada paupérrima. Una pena. Me gustó muchísimo la actitud y ya solo por eso me ganan, aunque su música me parezca genérica, y es que cuando uno tiene energía sobre el escenario se acaba contagiando a los que estamos en las trincheras de abajo, aunque muchas veces no seamos realmente seguidores ni de las bandas o del tipo de música que hacen. Tantas ganas le ponía la chica que no paró ni un solo segundo de mover la melena, tanto que inundo la sala a olor de champú bastante fuerte. Les doy una nota alta en directo por la buena impresión que me han dejado.

Tras Venom Prison llegó el turno de Okkultokrati, quienes jugaban en casa y se notaba por la cantidad de amigos y familiares que llenaron la sala antes de que comenzaran, esto lo deduzco por la cantidad de saludos, abrazos y besos que vi tras el concierto. A este grupo lo conocí gracias a la canción "Cosmic Wynter", que es un drone/ambient realmente inmersivo con el que puedes evadirte durante 16 minutos. Pasé a otra canción, "Moon Dagers"; y me parecieron una copia mala de los abominables Kvelertak. Pero ay amigos, que malas son las primeras impresiones, Okkultokrati está a mil niveles de sutileza, eclecticismo y complejidad por encima de los simplones y aburridos Kvlertak. En un disco de Okkultokrati puede pasar de todo, reminiscencias de Punk que me recuerdan a los muy jefazos space-punkers Human Eye, ramalazos Synth Pop de la época en la que Dominic Fernow aún tenía mano en Cold Cave y voces Blackers a tope de reverb. Lo bueno del asunto es que son capaces de llevar esa crudeza de aparente simpleza Lo-Fi a un directo furioso, caótico y enérgico. Imposible no mover el cuerpo en un concierto de esta gente y muy recomendables.

Cerraban la noche los americanos Trap Them sobre los cuales leí que el cantante se había roto los dos tobillos y siguió con el concierto. Hay que ser un titán. Efectivamente, corren el telón y estaba en el centro del escenario en una silla de ruedas. Tengo sentimientos encontrados con este concierto, por un lado no se ve todos los días a un cantante con las piernas escayoladas en una silla de ruedas berreando con cara de que se le esté pasando el efecto de los tranquilizantes, y por otro lado la seguridad de que si no llega a estar así habría sido un concierto donde todo y todos abríamos acabado por los suelos. Trap Them me recuerda al Grind que hacen en Suecia las hordas de grupos genéricos que tratan de emular a Nasum pero tirando el sonido hacia el lado más Crust y D-beat en la línea de Skitsystem cuando Thomas Lindberg aún se encargaba de las voces. Rápidos, ruidosos, sucios y muy macarras. Me encanta ese tipo de Grind/Crust. Volviendo al concierto, creo que nada es criticable en una situación así; el cantante estaba obviamente con cara de dolor y haciendo comentarios exageradamente sarcásticos entre las canciones que desencadenaba en malas miradas entre el resto del grupo, hubo un par de momentos en el que escupió hacia atrás cayéndole casi al batería… se palpaba que algo no iba bien. A pesar de eso, estaban ahí dándolo todo y esto amigos, es muy loable. En mi vida he visto a nadie gritar con tanta rabia y desgarro como lo hizo este hombre desde su silla de ruedas. Hubo un momento en el que soltó el cable del micrófono y no alcanzaba a recogerlo del suelo y siguió gritando a voz pelada hasta que yo mismo se lo enchufé y se lo di. Me quedo con el resquemor de no verles sin un cantante lisiado, a ver si para el próximo eurotour.

Por último y para ir acabando, Cosmic Wynter me ha entusiasmado tanto que tuve que comprarles el vinilo de Night Jerks y me acerque al muchacho que se encarga de los sintetizadores en Okkultokrati ya que intuía que era el que se había encargado de esa canción. Tuvimos una agradable a la par de surreal charla etílica donde ninguno nos enterábamos gran cosa de lo que decía el otro, y así durante casi diez minutos.

Buena gente que en noviembre van a hacer una extensa gira en España tocando en nueve ciudades. Ni si quiera que no os guste su música es excusa para no ir a verles.

Puedes ver el álbum entero de fotos del evento en Tales From The Frontline:



Separator

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.