Pentagram con The Order of Israfel


Pentagram con The Order of Israfel
  Sitio: Blå, Oslo
  Fecha: Thursday 17.11.16
  Fecha de la publicación: Lunes 21.11.16

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Otra noche más en el ya habitual campo de batalla de Blå; sin duda una de las salas con mayor actividad de Oslo. El Stoner-Doom está teniendo un momento de revival bastante importante y salen grupos mediocres que copian a otros grupos mediocres que quieren sonar como Pentagram, los primeros Black Sabbath o los hay que incluso tiran hacia el sonido de Electric Wizard. Personalmente me parece unos de los géneros más trillados que hay, aunque no siempre se tiene la oportunidad de ver a un grupo decano como Pentagram además hay que aprovecharlo antes de que Bobby Liebling estire su esmirriada pata.

Empezaban la noche los suecos The Order of Israfel que deben tener algún tipo de amistad o lazo estrecho con la gente de Pentagram, ya que por lo que me han contado es la tercera vez que vienen juntos. Estas gentes parecen unos extras salidos del rodaje de “That 70’s show” con sus pantalones de campana, bigotes como los que lucía José María Iñigo cuando la tele aún era en blanco y negro, camisas vaqueras tan ceñidas que marcaban costillares etc. Nunca los había escuchado y para nada es algo que me motive, pero sonaron tan bien que me gustaron bastante. No puedo decir más, seguro que a los fanáticos del Rock-Doom setentero les encantan.

Llegó Pentagram y Blå se vino abajo, nunca lo he visto tan lleno y con tanta diversidad de público; gente casi pre-jubilada, blackers, rockeros, gente de apariencia normal y una cantidad asombrosa de tías buenas en las primeras filas. El sonido fue excelente e hizo que se apreciaran perfectamente los solos de Victor Griffin que fueron sencillamente una de las cosas más impresionantes que he visto. Abrieron la noche con “Death Row”, que si mis habilidades de google no me fallan el grupo se llamó así durante un breve periodo de tiempo. Hasta la sexta y séptima canción no vendrían “Forever My Queen” y “Starlady”, las que todos nos sabemos y las que el público pedía sin parar desde el comienzo, aunque el público estaba ahí para ver al icónico y superviviente de las drogas Bobby Liebling.

Todos querían un pedazo de Bobby. Tocarle, darle la mano o un guiño. Pero a Bobby, que iba vestido con unos tacones muy altos, unos leggins morados y una camisa de seda de Piratas del Caribe, sumado a esa cara de zombie extra de Walking Dead que tiene ahora mismo, dejó un poco de lado a ese público entregado y se limitó a hacer su parte del show que básicamente fue hacerse el loco en el escenario. Un total de quince canciones con las que absolutamente todos nos quedamos con ganas de más cuando se despidieron con “Be Forewarned” y “20 Buck Spin”. 

Una noche para el recuerdo. ​Puedes ver el álbum entero de fotos del evento en Tales From The Frontline:



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.