Mörkaste Småland 2017


Mörkaste Småland 2017
  Sitio: Hotell Hulingen and Metropol, Sweden
  Fecha: Thursday 28.09.17
  Fecha de la publicación: Jueves 19.10.17

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Esta es la historia de un fin de semana de re-encuentros y road trip. Re-encuentro porque últimamente quedo con mi pareja en lugares a priori completamente absurdos, esta vez quedamos en Gotemburgo donde alquilamos un coche para recorrer la mitad sur de Suecia de Oeste a Este en un viaje por ameno por un bosque otoñal sin fin. Todo un espectáculo ver el colorido que tiñe la naturaleza en esta época del año. Llegamos a Hultsfred, un minúsculo pueblo de apenas cinco mil habitantes donde teníamos una cabaña rustica alquilada en el bosque donde pasar el fin de semana mientras disfrutamos de la cuarta edición Mörkaste Smaland. Llegamos tarde, con muy pocas horas de sueño en el cuerpo y supuso que nos perdiésemos uno de los grupos a los que más ganas tenia de ver, a los black-thrashers suecos Witchery, quienes sacaron un discazo en el 2016 y según he leído lo han vuelto a hacer este año.

El primer concierto que vimos fueron unos tales Cursed 13, totalmente desconocidos para mí y que resulta que es el grupo del actual cantante de Dark Funeral. Tocan un Black Metal rudo y macarra muy alejado de Dark Funeral, nada de pinchos, cuero o corpse Paint. Solo riffs y gritos agónicos. Fue un muy buen concierto en el que ahogar mi mono de música en directo.

Acabado este, deambulo por el lugar ya que hay entre quince y veinte minutos de descanso entre los conciertos en los dos diferentes escenarios, uno montado en una sala-bar pequeña y otro una sala-auditorio hecha completamente de madera. El lugar para el festival es de diez y con toda clase de comodidades, esperarme sentado para ir a un barrizal como un Wacken e historias así. Sería en el escenario principal donde tocaran Impiety, venidos desde el mismísimo Singapur y su batería desde Australia. Menuda barbaridad de concierto que vimos los cuatro gatos que nos quedamos ahí. ¡El trio hace War Black Metal y válgame la redundancia, podéis encontrar sus discos a través de Nuclear War Now! Los que seáis familiares con la discográfica del japonés tendréis una idea de que puede ir el asunto. Macarradas sucias, rápidas y agresivas con las que me regocijo como un cochino. Mención especial al guitarrista a quien se le rompió una cuerda a mitad del concierto y que al no poder parar para cambiarla tuvo que seguir y hacer los solos y punteos igualmente. Un Crack. Yo me quede con ganas de más.

Otro deambuleo más y hacer algo de tiempo hasta que empiece el siguiente concierto y vemos muchos bigotes a lo Freddie Mercury, que parecen ser tendencia entre la metalada sueca, hombres besándose y en general, un numero bastante alto de homosexuales. No quiero parecer cerrado de mente o algo así, solo que fue algo que me pillo a contrapié y no esperaba ver en un lugar así.

Trepaneringsritualen tomó el mando en el escenario del bar dejando caer su visión del caos a través del drone-industrial y presencia apocalíptica incomoda de ver. Es algo que me alucina, tanto musical como estéticamente y que no me cansaré de recomendar. Se agradece también un pequeño cambio entre tantos grupos que acaban siendo un poco más de lo mismo y me parece un acierto meterlo durante el apogeo de la noche. Trepaneringsritualen gustó mucho y fue la actuación donde vi más público; algunos a sabiendas de los que se iban a encontrar y otros presenciando un acto marciano por primera vez.

The Haunted con sus camisas a juego fueron los siguientes, obviamente en el escenario principal ante un público más nutrido. A mí personalmente no me dicen gran cosa ni en directo y tampoco es un grupo que vaya a ponerme a escuchar en casa. Para mi es algo que puedo ver desde la lejanía apoyado en la barra del bar o el momento en el que aprovechas para ir a comer algo, que es lo que hicimos.

Los franceses Necrowretch fueron los siguientes en tocar, esta vez en el bar. Ofrecieron un directo demoledor que hizo moverse de verdad al público con headbangings algo menos tímidos. Fueron tan seriamente buenos que no tuve ni ganas de irme de la primera fila. Estad atentos porque parece que estarán en diciembre por España junto a Impiety. Ahí es nada. El muchacho que toca la batería me pareció un bestia como pocos he visto y dio un buen espectáculo que sumado a la agresividad y violencia musical fuera el concierto de la noche y favoritos entre los que atendieron al festival este día.

Tras Necrowretch llega el turno para los cabezas de cartel Gorgoroth, quienes no necesitan presentación alguna. Es la cuarta vez que les he podido ver y me decepcionaron un poco a pesar de ser un grupo que me gusta sí o sí. El volumen estaba ridículamente bajo, ellos algo fríos y que no movían al personal, el público… el público fue lo más patético que he visto en mucho tiempo. No sé dónde se metió la gente tras los primeros veinte minutos, pero la sala termino quedando casi vacía. En otros países, en Bélgica, Holanda o Polonia habría visto una acción muy seria en el foso; aquí en cambio no es que sean poco movidos, es que terminaban por irse para seguir bebiendo en el bar. Acabe con una sensación agridulce la primera noche, les he visto ser capaces de hacer unos conciertos brutales y en cambio este día nos dieron una versión descafeinada. 

El sábado fue el tercer y último día para el festival, aunque nuestro segundo día en él ya que nos tuvimos que perder el primero. Pasamos la mañana haciendo turismo, fotos y paseando por un pueblo semi-vacío en el que ocasionalmente te cruzabas con un greñudo por aquí y por allá.

Llegamos al festival un poco antes de las seis de la tarde para ver directamente a los suecos Vanhelgd, saltándonos los dos primeros grupos. De este grupo ya hablé durante la crónica de Black Christmas 2016 y al cual llegamos solo a las últimas tres canciones y que me dejaron con ganas de más. En directo me han parecido una apisonadora que a ratos me recordó a Grave Miasma durante el Netherland Deathfest. Muy buena acogida por parte del público, que llenaba más la sala que el día anterior y grupo cien por cien recomendable si eres un ávido investigador sobre grupos underground y el Death Metal es lo tuyo.

Tras Vanhelgd vimos en un tercer escenario a un grupo que sonaban al estilo de Nirvana, pero modernizado, unos tales Horses Without Makeup. En este mini escenario metieron un par de conciertos más que sí, se solapaban con las actuaciones de los dos escenarios principales, pero musicalmente quedaban lejos del metal extremo. Aun así, me parecieron buenos porque resultaban un respiro entre tanta música atronadora. Los vimos durante unos diez o quince minutos y pasamos al bar a ver El Camino, de quienes no se absolutamente nada ni el rollo del Desert Stoner Metal me dice nada a día de hoy, así que usamos el tiempo de su actuación para nuestras cosas hasta que decidimos cambiar de escenario para la siguiente actuación. Los griegos Ravencult, Black Metal heleno que gusto mucho al público pero que personalmente no puedo decir lo mismo. Quizás en otro momento y circunstancia los habría disfrutado mucho más, quizás me está empezando a resultar pesado ver tantos grupos seguidos y pierdo la paciencia mucho más rápido que antaño. En cualquier caso, no digo que sean malos si no que en ese momento no me apeteció nada quedarme a verles.

Tras Ravencult fuimos al escenario pequeño donde había un grupo de unos chavales muy muy jóvenes tocando solo para una persona, quien deduje que era la novia de uno de ellos. Bueno y para nosotros dos también. No quiero mentar el nombre del grupo por respeto y porque duele decir que tu concierto no lo quiso ver nadie. Uso el verbo querer porque mucha gente se acercaba, veía su metalcore o lo que fuese, daban media vuelta y se iban. Creo que otro de los pocos que estaba ahí sentado junto a nosotros era el propio organizador del festival, quien les aplaudió efusivamente antes de marcharse. Igual que nosotros. En fin, momentos que duelen.

Nos acercamos al escenario del bar para ver a los vikingos King Of Asgard, con dos miembros de Vanhelgd haciendo doblete. Este concierto fue sobresaliente y eso que el rollo melódico-vikingo no me va absolutamente nada. Pocos conciertos tan intensos y con un público tan volcado he visto últimamente, me parece fundamental la respuesta del público para aupar a las bandas y que la energía se transmita, ya que si todo el mundo está como un pasmarote creo que las actuaciones se resienten notablemente. Esto no es Post Rock y siestas en directo, esto es metal y debe de haber intensidad en todos los sentidos. King Of Asgard consiguieron esa intensidad. Recomendables.

Llegamos al tramo final con los suecos Necrophobic, en activo desde 1989. Mucho respeto por esta gente, aunque no me vaya mucho su rollo de Death Metal. A esta gente y su impresionante altura se les quedo pequeño el escenario principal, era como ver neveras vestidas de cuero tocar instrumentos. Menudas moles que casi no me entraban en los planos. La gente enloqueció durante el concierto, pero a mi sinceramente me aburrieron así que nos fuimos sobre la mitad.

Forndorn fueron los últimos en tocar en el bar y sirvieron como refrescante que limpia el paladar tras tragar demasiado metal. Forndorn forma parte del roste de Nordvis y musicalmente diría que es la versión sueca de Wardruna. Solo que sin orquestraciones, ni coros ni multi instrumentistas. Un dúo y toda la música disparada salvo un tambor, una guitarra acústica y otro instrumento tradicional que ni se el nombre. Si os va el rollo Wardrunesco, os lo flipais con la serie vikingos y sois de los que os ponéis sobrenombres en Facebook al estilo “Javier Regnarssön Gonzalez”, Forndorn son definitivamente para ti. Avisado quedas.

Y llega el plato fuerte del festival y traca final con los neoyorkinos Immolation quienes dieron el concierto más bruto y salvaje que he visto en mi vida. Sonaron exagerados, densos, muy sincronizados y brutales. Robert Vigna es el guitarrista más rápido y divertido de ver tocar que he visto y resulta hasta hipnótico. Immolation han estado girando por Europa presentando su disco nuevo y este era su último concierto de la misma, en el que además dejaron viejas perlas como “Into Everlastin Fire” o “Burial Ground” de su primer disco. Francamente tengo que meterlos en mi top 3 de mejores grupos que he visto en directo, fue simplemente demoledor.

 
Aquí termina la crónica escrita de Morkaste Smaland 2017, un agradecimiento muy fuerte a los organizadores del festival por el estupendo trabajo hecho y a todos los voluntarios que estuvieron allí. Festival muy recomendable si queréis vivir una experiencia en la parte rural sueca y vivir de lleno el underground de ese país.

Puedes ver el álbum entero de fotos del evento en Tales From The Frontline.



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2017 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.