Inferno Metal Festival Norway 2018 (Sábado 31)


Inferno Metal Festival Norway 2018
  Sitio: Rockefeller / John Dee, Oslo
  Fecha: Saturday 31.03.18
  Fecha de la publicación: Martes 10.04.18

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

El tercer día en Inferno Fest Norway 2018 fue el sábado 31 de marzo ya dispuestos para la batalla desde la primera hora de la mañana. A título personal se me antojaba el día con el cartel más flojo del festival, volviendo a ser muy ecléctico y acariciando sonidos más comerciales y digeribles.

Nordjevel por fin se dejaban caer en Oslo tras bastantes intentos de tocar en el último año que siempre han resultado en cancelaciones. Es un grupo al que había ganas de ver en la ciudad, simplemente porque son gente muy conocida con capacidad de llenarte una sala sólo con los amigos que van a verles. Sin ir más lejos uno de los integrantes trabaja en la propia sala Rockefeller en la cual estrenaban el escenario principal durante el sábado. Qué decir de Nordjevel, con el mismo planteamiento sobre la escena que en las otras ocasiones que les he visto, no esperéis ver a músicos con movimiento o interactuando mientras tocan. Esta noche grababan su concierto para lo que supongo que será una edición en DvD si es que queda alguien que sigue comprando estos formatos obsoletos, tenían un equipo de grabación de tres cámaras, equipo de pirotecnia y decidieron tocar sólo con luces rojas o en total oscuridad como de costumbre, así que no esperéis un buen producto final de esta grabación. En cuanto a la música y para los que desconozcáis el grupo, esto es Black Metal moderno hipertrigerizado y muy pulido pero con reminiscencias suficientes de True Norwegian Black Metal que les hace llamar la atención más de la cuenta, asunto que no entiendo ya que considero que Enepsigos, el proyecto paralelo del cantante junto al batería italiano de Blut Aus Nord depreda a Nordjevel. Tuvimos la sala llena para ser el primer concierto de la tarde a una hora relativamente corta y aunque este estilo tan pulcro no me gusta tanto y encuentro a Nordjevel como una banda que no aporta frescura ni algo nuevo, puedo decir que me gustó y disfruté.

Volviendo al escenario pequeño de John Dee pudimos ver al primero de los dos grupos que ganaron el concurso de demos de Inferno Metal Festival. En este caso fue un grupo inglés con dos discos en su haber llamado Necronautical. No pude pasar por alto la ridiculez del nombre y ya tengo en marcha un grupo que se llamará "Necromocasins" donde haré Black Metal con capuchas y mocasines. En fin, aunque el disco suene potente sigue siendo Black Metal bastante genérico, con una puesta en escena similar a los holandeses Carach Angren y trabajando la misma senda de Black Metal sinfónico. No me gustó.

El escenario grande tuvo a Krakow como segunda banda. Los de Bergen llegaron con su Stoner para quedarse con todo el público a través de ritmos lentos, pesados y canciones muy largas, que más allá de escuchar a su cantante hablar ceceando el exceso de cervezas que llevaba encima no aportaban nada interesante. Stoner genérico sí, pero una novedad en Noruega e Inferno ya que se trata de un género completamente minoritario en este país. No obstante a pesar de la poca cantidad de grupos locales de este género, cada vez que vienen grupos de gira suelen llenar las salas al completo demostrando que hay verdadera pasión por este estilo.

Siguiendo con los sonidos que vierten del Stoner, Sludge con mucho de Post-Metal en este caso; los portugueses Sinistro abarrotaron la sala pequeña. Es la tercera vez que les veo en Oslo y siempre han llenado y despedido el concierto con una ovación tremenda. Es muy buen grupo en directo con una presencia arrolladora y me reafirmo en lo que escribí en la crónica del directo de Mayhem, el teatro puede hacer maravillas para los cantantes y darles un amplio abanico de posibilidades de cara a la actuación y performance. Un olé por esos grupos que no se limitan a subirse al escenario y tocar. Tengo un único pero, y es que tras ver tres de sus directos siento que ya no me aportan nada nuevo ya que siempre es la misma actuación y los mismos gestos ensayados de su cantante. Les urge una vuelta de tuerca para ofrecer algo diferente y nuevo, sobre todo tras el ritmo alto de giras que llevan. Pero esto no quita que fuera un concierto de quitarse el sombrero y fue el único que vi íntegramente de principio a fin.

Volvemos al escenario principal para ver a Memoriam, lo más cercano que vamos a estar hoy en día de volver a ver Bolt Thrower. ¿Hace falta decir más? Puro Death Metal de la vieja escuela, del que nos gusta en esta casa, con un sonido perfecto y siendo un concierto increíble donde los presentes disfrutamos como enanos viendo a este pequeño pedazo de historia viva del Metal Extremo inglés. Auténticas leyendas que vuelven con un lavado de cara.

Siguiendo con Death Metal y volviendo al escenario pequeño, vimos a los suecos Vanhelgd. Tercera vez que veo a este grupo y vuelvo a reafirmarme en lo que escribí sobre ellos la última vez: tienen calidad suficiente para salir de los conciertos y pequeños festivales locales en los que se llevan moviendo. Por una vez tuvieron un slot decente, es decir, no tocaron a primera hora del día para 40 personas como el resto de veces, no; prime time antes del headliner para una sala donde no entraba un alfiler. Me duele la boca de recomendar ese grupo de directos arrolladores, tan demoledor que su batería mató su caja en la segunda canción y hubo que esperar unos minutos para que trajesen una nueva del backline. A pesar del contratiempo siguieron demoliendo la sala para deleite de los verdaderos fanaticos que nos quedamos a machacarnos los oídos con uno de los mejores conciertos del día. Sonido muy bueno, actuación cercana, humilde, noble y puro Death Metal sueco, del que mola, sin pijadas melódicas y cosas similares.

En el escenario principal y como primer cabeza de cartel del sábado tuvimos a Ihshan presentando su trabajo en solitario con el respaldo de los miembros de Leprous a los instrumentos. Metal progresivo de corte muy melódico que da fe en su álbum "Arktis" (Candelight Records – 2016) y su inminente nuevo disco que verá la luz en mayo, "Àmr". Un sonido espectacular con un ambiente fantástico entre un público dispuesto a disfrutar de la creación de un músico que tiene el estatus de leyenda dentro de la esfera del metal. A mi simplemente no me gusta este estilo de música, así que empleé su hora larga de concierto en ver a viejos amigos.

Cerrando la noche en el escenario pequeño tuvimos a los alemanes AHAB y su Funeral Doom que simplemente tiró abajo la sala. Creo que de lejos ha sido mi concierto favorito de los cuatro días y tengo muchas ganas de volver a ver este grupazo. Pudimos ver canciones muy bien desarrolladas, largas, pesadas y monolíticas que ayudaban a la introspección para dejarse llevar en el viaje sónico tan gris y demacrado que propuso el cuarteto germano. Supongo que fue algo de mala suerte tener el slot entre los dos cabezas de cartel y el hecho de tocar canciones tan largas, ya que desde el público pedíamos más pero simplemente no pudieron darnos más ostias sonoras.

Poniendo el broche final para el sábado tuvimos a los locales Satyricon, a quienes ya he visto recientemente así que decidí que una retirada a tiempo era una victoria, saltándome su concierto para descansar y dormir como dios manda. De todas formas creo que a día de hoy estoy mucho más interesado en las catas de vino para promocionar sus saldos que suele hacer en Oslo Sigurd Wongraven que en volver a ver a Satyricon en directo.

Puedes ver la galería completa de fotos del segundo día del Inferno Metal Festival 2018 en Tales from The Frontline.



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.