Inferno Metal Festival Norway 2018 (Jueves 29)


Inferno Metal Festival Norway 2018
  Sitio: Rockefeller / John dee, Oslo
  Fecha: Thursday 29.03.18
  Fecha de la publicación: Martes 03.04.18
   Organizador: Inferno Metal Festival Norway 2018

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Inferno Metal Fest llega a la edad adulta cumpliendo dieciocho años durante esta edición, casi dos décadas organizando el festival que se dice pronto. El cartel de este año cuenta con la vuelta de ciertos pesos pesados noruegos, como Satyricon o Emperor que por si solos han servido para vender gran parte de las entradas hasta colgar el cartel de aforo completo. Aforo completo que ciertamente lleva a una masificación muy incómoda en un espacio medio como la sala Rockefeller con sus dos pisos extra habilitados o la pequeña John Dee, que simplemente resulta impenetrable. También es de mención la cantidad de medios que nos hemos juntado con pase de prensa, algunos de ellos profesionales, otros advenedizos venidos a más como yo mismo y una cantidad absurda de amateurs o gente que simplemente no escribe en ningún lado pero tienen una página de Facebook con cuarenta seguidores. Como yo también. Estaría bien un filtro que quite el grano de la paja. Al menos esta asistencia masiva garantiza la supervivencia económica del festival durante otro año más y de eso que me alegro.

Jueves santo y jornada inaugural, el honor de comenzar recaía en la banda noruega Odium, Black Metal sinfónico siguiendo la estela de Limbonic Art o Emperor. Ahora bien, no estoy muy seguro de recordar la conversación, pero un amigo que les estaba grabando el concierto entero me dijo que iban a tocar el disco que van a sacar dentro de poco en su totalidad, media hora larga a la que tuvieron que añadir algún tema antiguo para completar el set de 45 minutos. Hay gente de Myrkskog involucrados en el grupo lo cual significa un sello de garantía para los seguidores de este estilo de Black Metal. El directo sonó contundente con dos teclistas sobre el escenario, algo que yo por lo menos no he visto en la vida. 

Los canadienses Erimha fueron la segunda banda de la noche y primeros en el pequeño escenario de John Dee. De esta banda tengo sentimientos encontrados, me gusto muchísimo su debut pero la progresión que han tenido no era de mi gusto y dejé de seguirles la pista hasta que me dio por volver a escucharles y catar su último disco, "Thesis Ov Warfare" (Victory Records, 2015). Han desarrollado su sonido buscando el camino de la perfección de estudio sonando impolutos, personalmente busco lo opuesto en el Black Metal. Quizás les sirva para conseguir un contrato con Nuclear Blast en el futuro próximo y entrar en el circuito de giras y festivales para ganarse unos buenos euros con la música. Volviendo al directo de este trío, fue bueno y decente para un batería, un guitarra y un cantante. Lo que me disgustó fue el hecho de que llevasen disparadas pistas de bajo y una segunda pista de guitarra. Había hasta algún punteo disparado que no tocaba en directo ni guitarrista. Lo siento pero esto no lo puedo aprobar. 

Tercer concierto para los suecos Naglfar que según la mitología nórdica es un barco hecho de las uñas de los muertos, y amigos; hacen falta muchas uñas de muchos muertos para construirte un barco... Qué mitología más turbia. El grupo lleva sin editar nada desde el 2012 y actualmente cuentan para el directo con gente de Firespawn o Necrophobic. Fue un buen concierto de gente muy profesional pero como es un estilo que francamente me aburre y el sonido no fue del todo bueno, no llegué a verlo entero así que siento no poder escribir mucho sobre el grupo.

La cuarta banda de la noche y poniendo la nota progresiva y técnica, los holandeses Dodecahedron del sello francés Season Of Mist y su Metal galáctico, por inventarme algo que los describa. Tocan mucho y bien, sonando como auténticas apisonadoras y jugando en la liga de los grupos técnicos con las que se hacen pajas esos freaks que consideran que si no tienes una carrera de ingeniería para comprender sus complicadas y enrevesadas composiciones, eres una hez. Personalmente soy más de emociones crudas, primarias y directas y aunque me resulten digeribles de ver en directo este tipo de grupos, anoche me quité la txapela para bailarles un aurresku tras el directo, por tamaños tortazos dispensados a rodabrazo a cada uno de los asistentes. Hay que ver este grupo sí o sí.

El quinto grupo del jueves fue Shining capitaneado por el ínclito y controvertido Niklas Kvarforth. Digo y mantengo que su actitud suicida en el pasado y letras calan mucho entre jovencitas impresionables, así que no fue sorprendente ver que el usual campo de nabos en las primeras filas se convirtiese en una competición de escotes intentando llamar la atención del cantante soñando con hacerle mamada en el backstage. Hay gente para todo y he visto cosas. No habré escuchado más de tres o cuatro canciones y tras verles anoche me dieron la impresión de ser una versión rebajada de Taake en cuanto a sonido y estilo de cantar. Aun así al César lo que es del César, se come el escenario y se gana al público. No todo el mundo lo hace tan bien y con una actitud tan violenta.

Los norteamericanos UADA recogieron el testigo en el escenario pequeño para crear el primer lleno absoluto del festival. Este grupo está de moda, gustan mucho y están sabiendo aprovechar el tirón e ir con la corriente. De hecho en mayo sale su segundo álbum "Cult Of A Dying Sun" a través de Eisenwald a lo que seguramente seguirá una extensa gira por USA y Europa. Ataviados con su atrezzo usual y varios cambios en la formación tras la última vez que les vi, simplemente destrozaron el escenario ante un público muy entregado que disfrutó plenamente de la banda. Personalmente, aunque este estilo de Black Metal tan melódico y accesible no me vaya en exceso no quita que sus directos merezcan la pena ser vistos. 

Penúltimo grupo en el escenario principal, los suecos Dark Funeral quienes acaban de regresar de un tour norteamericano y celebran 25 añazos de carrera musical. Hoy en día tengo cero interés por lo que siguen editando pero en su día fui un fan masivo de sus primeros discos y me encanta verles en directo. Ataviados con la que probablemente sean los mejores trajes de la escena Black metalera, imponentes y totalmente medievales; me recuerdan mucho al final boss de hielo en Juego De Tronos. Conseguí identificar unos cuantos temas, entre ellos "Vobiscum Satanas" o "My Funeral"; más allá de esto no tengo idea de qué tocaron. El sonido fue demoledor notándose los triggers en la batería sonando como un martillo neumático industrial. La actitud del grupo fue marcial en todo momento, estáticos y con movimientos lentos, sobre todo la de su cantante Andreas Vingback. Este hombre tiene un estilo muy personal y tras verle con otra de sus bandas Cursed 13, puedo decir que él sólo es un reclamo suficiente para acercarse a ver los conciertos donde esté involucrado con el micrófono.

One Tail, One Head se cargó el escenario pequeño. Si he hablado de la actitud violenta sobre el escenario de Shining llegan los de Bergen y rebajan considerablemente al sueco. Al margen de que te guste o no su imagen o su música, esta actitud es todo lo que espero en un concierto de Black Metal. Salir a cargarte todo y siempre, siempre responderá de forma positiva el público. El sonido no fue gran cosa en este caso, sobre todo el volumen desproporcionado del micrófono para los coros del guitarrista. Para mi, y aunque no sea un seguidor de este grupo creo que fue el mejor concierto de la noche.

Llego al final con los cabezas de cartel para este día, ni más ni menos que la apisonadora de Florida Obituary. He perdido la cuenta de las veces que les he visto en directo y en mis años mozos fui muy fanático de esta banda. Si bien hoy en día no me suscitan gran interés siempre es una pasada verles en directo, aunque lleven tocando el mismo set-list desde hace años y no vayas a encontrar nada nuevo salvo algún tema nuevo que suena exactamente igual que lo que sacaron en el disco anterior. Realmente lo que queremos de Obituary son temas antiguos y punto, alguno cayó desde el principio, como "Threatening Skies", "I’m In Pain" o como no, "Slowly We Rot". Concierto largo, con un sonido masivo gracias al pequeño eco de la batería y distorsión exagerada de las guitarras. 

Tras Obituary nos fuimos contentos a casa.

Puedes ver la galería completa de fotos del primer día del Inferno Metal Festival 2018 en Tales from The Frontline.



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.