Deströyer 666 con Cauldron e Insulters


Deströyer 666 Cauldron e Insulters
  Sitio: Sala Upload (Poble Espanyol), Barcelona
  Fecha: Friday 04.03.16
  Fecha de la publicación: Martes 08.03.16
   Organizador: Chroma Nation

  Reseñado por: Kike V.

Comparte este enlace en: Separator

Parece ser que la sala barcelonesa Upload, situada dentro del Poble Espanyol, se está convirtiendo en uno de los lugares más concurridos de la ciudad condal en cuanto a espectáculos de música extrema. Ya tuvimos la ocasión de conocerla el pasado enero de este mismo año durante la primera celebración del Catalonia Extreme Winter, al cual asistimos, disfrutamos y que ya os contamos detalladamente en esta misma sección.
En esta ocasión los organizadores Chroma Nation en colaboración con Hammer Agency nos volvieron a traer un cartel de lujo más que acertado para dar máxima visibilidad a la gira que los cabezas de cartel, Destroyer 666, han llevado a cabo por nuestro país. Los openers elegidos fueron Insulters y Cauldron, dos bandas catalanas con un serio bagaje en su haber y que gozan de un cierto renombre en la escena underground de esta ciudad.

Los encargados de abrir la noche fueron Insulters, que de forma puntual, salían a escena sus cuatro componentes: Vomitor (vocales), Mark Wild (guitarra), Nuclear Cummer (bajo) y Devastator a la batería. Lo primero que me llama la atención es la legión de incondicionales de la banda, los cuales tardaron cero coma en reunirse a pie de escenario para brindarles un cálido apoyo hasta el final de su directo. Y parece ser que no es para menos, Insulters llevan desde el 2008 repartiendo cera y eso es tiempo suficiente para llegar a mucha gente. Hicieron un repaso a todos sus trabajos, desde su primera grabación Black Vomit allá por el 2009, pasando por el Spit on the Crucifix del 2010 (un split junto a Nocturnal Hell) y acabando con su primer larga duración We are the Plague del 2013. Descargaron ese Black-Thrash que tanto les caracteriza, sazonado con toques de Death e incluso Punk. Canciones cortas, directas a la yugular y con mucha rabia es lo que caracteriza esta formación. Una banda de directo que, como dije antes, atrajo mucho público y que nos dejó a todos bien contentos.

Tras un breve y merecido descanso, tiempo para refrescar el gaznate y echar unas caladas, llegó el turno de los blackers Cauldron. Grupo de raíces lleidatanas, pero afincados en Barcelona desde hace ya varios años. Tras la intro de rigor, hacen su aparición los cuatro jinetes del apocalipsis: Rex Inferus (vocales), Reka (guitarra), Crypt (bajo) y Thanatos en la batería. Todos ellos preparados con toda la parafernalia de guerra (pinchos, cintos de balas...) y debidamente caracterizados con su diabólico corpse-paint. La potencia y las ganas de salida se vieron un poco truncadas por causas ajenas a la banda, al parecer lo de siempre, algunos desajustes de sonido.... Una vez solucionada la incidencia, pudieron centrarse de ir desgranando poco a poco buena parte del repertorio basado casi exclusivamente en su nuevo trabajo en estudio Regnum-Phobos, el cual se está masterizando ahora mismo en Suecia y que dentro de poco podremos disfrutarlo a tope. De su anterior y único lanzamiento Aker grabado en el lejano 2001 tan sólo cayó un tema, con el que cerraron un concierto que fue in crescendo, de menos a más, y que la gente pasó de mostrarse un poco fría a llegar a romperse las cervicales y participar activamente de su música.

Nuevamente se produce un éxodo de personas para airearnos un poco. Lo típico: fumar, beber y cambiar el agua al canario. Tras la pausa, ya somos un número considerable de personas allí esperando impacientes la salida de Destroyer 666… ¡y vaya salida! Estos australianos llevaban ya dos años sin pasar por aquí y la gente lo agradeció, les tenían ganas. Desde el minuto cero se creó un ambiente idóneo y armonía entre público y banda. Ataviados de cuero y tachas, enarbolando instrumentos “en V” empezaron a repartir buen Thrash Metal oscuro, muy de la época que vienen, muy old school que es lo que verdaderamente son. K.K Warslut (vocales y guitarra), R.C (guitarra), Felipe Plaza (bajo) y Perracide on drums fueron descargando sin piedad los temas más conocidos de sus ya cinco álbumes entre el 1997 Unchain the Wolves hasta el 2016 Wildfire. A pesar de que éste último fue lanzado al mercado el pasado 26 de febrero apenas se notaron esos intermitentes periodos de inactividad. Han sabido parir un buen trabajo y que a muchos nos hace viajar irremediablemente a principios de los noventa, la época dorada del Thrash. Como única pega destacaría el sonido, en algunos momentos no muy claro. Pero es un mal menor y no hizo desmerecer para nada el espectáculo. Así mismo destacar las tablas que tienen esta gente, profesionalidad y puesta en escena sobresalientes. Y sin olvidar el apoyo de todos los fans allí reunidos, que dudo olviden fácilmente esta gran velada.

La fiesta acabó bien y a una hora razonable, sobre las 23.30h, para que cada uno pudiera atender correctamente las obligaciones del día posterior, alargar la velada o viajar hasta su casa con tranquilidad. Agradecer tanto la puntualidad como el esfuerzo que realizaron Hammer Agency y Chroma Nation en currarse un cartel de tan magnas características… cosa que no debe ser para nada fácil. Ni un incidente y sí muchas alegrías es un buen resumen de este esperado concierto.



Separator

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2018 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.