Cryptopsy con Ingested (Oslo)


cartel gira cryptopsy
  Sitio: BLÅ, Oslo
  Fecha: Monday 13.05.19
  Fecha de la publicación: Thursday 16.05.19
   Organizador: Mad Tourbooking + Radar Booking

  Reseñado por: Ivan S.

Comparte este enlace en: Separator

Un lunes por la noche quizás no sea el día más apropiado para recibir un concierto de una gira en una ciudad en la que la oferta musical abunda. Los canadienses Cryptopsy en plena gira europea de dieciséis días llegan al tramo escandinavo y vuelven a Oslo trece años después para tocar ante una audiencia muy pobre un lunes por la noche.Para ello llegaban junto a los suecos Demonical en este tramo escandinavo, los americanos Gloryhole Guillotine y los ingleses Ingested en un combo muy ecléctico y variado al gusto de todos. De los dos primeros grupos no podré hablar ya que teníamos visita familiar que tenía prioridad absoluta y bastante feo he hecho a mis suegros el querer escaparme para ir a un concierto. No obstante, busque una solución adecuada y que satisfacía a todas las partes implicadas: llevarme a mi mujer y mis suegros a ver a los CRYPTOPSY y todos contentos, yo por ver a los canadienses y ellos por pasar tiempo haciendo actividades en familia. 

Ingested desde Manchester, o Slamchester como los presentó Matt McGachy hacen eso, Slam. A mi juicio una de las vertientes del brutal death más soporíferas y con una estética que directamente no debería pertenecer al mundo del metal en la gran mayoría de veces. A veces me quedo con la sensación de quiero y no puedo, de verdad que vengo con ganas de pasarlo bien y disfrutar, pero la lentitud, breakdowns y que las canciones no terminen de despegar no ayuda para nada. Los breakdowns de esta gente son de cartón piedra, suenan vacíos y cortan el poco momentum y tensión que puedan generar en sus canciones para volver a la casilla de inicio: el bostezo de mi suegro. Francamente no le veo ningún pero a este grupo si eres seguidor del género, que lo fuí hace eones de años durante mis tiernos y deformes veintipocos, pero como todo en esta vida tiene un lugar vivo en un momento en el que su música no me dice nada. Quizás sea támbien el haber escuchado compulsivamente durante años este tipo de música que me ha dejado innerte y saturado ante sus estimulos sonoros y lo catalogue directamente como algo que no me impresiona al encontrarlo simplemente como génerico. Si no conocéis a Ingested poneroslos y juzgad por vosotros mismos.

Sin mucha dilación y tras cambiar el backline y desmontar una batería a la velocidad de la luz entran Cryptopsy ante una sala en la que solo quedábamos diez personas mientras el resto disfrutaba del cigarro de turno. Una entrada ciertamente poco prometedora que cambió de situación tras la primera tromba de sonido. No se como comenzar a escribir esto, siempre fui muy seguidor de este grupo desde que me prestaron …and then you’ll beg cuando tenía 15 años y un buen amigo me regalo no se aún muy bien porque, su copia de la primera edición de None So Vile en vinilo que guardo como oro en paño y que Flo Mounier sea uno de mis baterías favoritos. Pero a su vez me da pena ver a u grupo con tan solo un miembro original que sufre del mal del que adolecen todos los grupos con formaciones muy cambiantes o con mercenarios de los instrumentos para los directos: se pierde el norte, el feeling, la esencia y te quedas ante una especie de la sombra que fue, de un gigante venido a menos y de un nombre que se resquebraja para terminar derrumbándose. O peor aún, un grupo de versiones de uno mismo.

El hecho de que los productos más demandados en la mesa de merch sean camisetas de None So Vile y vinilos del mismo y Blasphemy Made Flesh lo dice todo. Vende bien sus primeros trabajos y como esta gente desde luego que tonta no es, ofrece eso mismo al público. Un repertorio plagado de clásicos, de himnos que aún suenan apabullantes, de canciones que a pesar del mercadeo de músicos y manos ejecutoras siguen siendo insultantemente buenas en directo. Me producían especial simpatía las arengas de Matt McGachy, muy optimista el incitando a un personal con más entradas en la cabeza de las que vendió la sala esa noche a que hiciesen circle pits, pero el incauto de el no sabía que se enfrentaba al temible publico noruego, famoso por medir las actuaciones en bostezos en vez de aplausos y un lunes por la noche, además. Sorpresivamente su insistencia tuvo premio y consiguió levantar ese funeral, hubo circle pits para asombro de mis suegros, indiferencia de mi mujer centrada en Instagram y mi encogimiento de hombros para buscar lógica a la escena.

Disfrute con Cryptopsy, los dedos veloces de su guitarrista, la técnica, estilo y perfección de Mounier, las muy bien ejecutadas bases jazzísticas del bajo, mi suegro charlo con el cantante en el stand de merch y yo conocí a su técnico de sonido, que fue sonidazo y que resulta ser un mallorquín al que me gustaría mandar un saludo por el buen trabajo que hizo y la profesionalidad de los músicos ante una noche que no invitaba mucho al optimismo.

Desde aquí agradecemos una vez más, como siempre al gran trabajo que hacen en Radar Booking, que estoicamente siguen trayendo grupos aunque la asistencia muchas veces no acompañe y seguramente palmen dinero, que dure el grifo abierto lo que se pueda; señores.



Separator

Próximos eventos

Todo el material publicado en este magazine es propiedad del propio Friedhof Magazine.

Asimismo todos los artículos publicados en este magazine son opiniones de sus respectivos autores, no compartiendo necesariamente Friedhof Magazine sus comentarios.    
 

Copyright © 2002-2019 Todos los derechos reservados. 

Fdo. El equipo de Friedhof Magazine.